El Plan de Pensiones del sector de flores y plantas en el encuentro de CEPYME e INVERCO

La Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) y la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva (INVERCO) celebraron el 10 de octubre un encuentro sobre la experiencia y las ventajas de los planes de pensiones de empleo para las pymes. Este encuentro se enmarcó en las actuaciones derivadas del Convenio de Colaboración en el ámbito del Plan de Educación Financiera, suscrito con el Banco de España y la CNMV por INVERCO y CEPYME.

En la parte central del encuentro se contó la experiencia de dos planes de pensiones de pymes, el de las empresas de comercio de flores y plantas a cargo de Olga Zarzuela,  Directora de la Asociación Española de Floristas y miembro de la Comisión de Control del plan de pensiones de promoción conjunta del sector de flores y plantas, y las pymes de la Fundación Rey Ardid, a cargo de Francisco José Galán, como uno de los promotores de este plan.


El acto fue inaugurado por el presidente de CEPYME, Antonio Garamendi, quien destacó que una de las reformas más importantes pendientes es la del sistema de pensiones para garantizar la sostenibilidad del mismo. Y en este marco, una de las medidas pendientes sería el impulso de la previsión social complementaria, con medidas como la fiscalidad estable y una mayor flexibilidad en la utilización de los productos.

La organización y moderación de la mesa estuvo a cargo de Elisa Ricón, Directora General de INVERCO, y Carlos Ruiz, Director de Economía de CEPYME.

Durante la mesa redonda, se desarrolló un interesante debate sobre los orígenes de los planes de pensiones en estas compañías y su evolución, así como diversos aspectos prácticos de su funcionamiento, las dificultades que ha habido que ir superando en su operativa, la ausencia de estímulos fiscales a su promoción y su excelente valoración por parte de los trabajadores incorporados.

La clausura corrió a cargo de Ángel Martínez-Aldama, Presidente de INVERCO, quien durante su intervención hizo hincapié en la necesidad de un plan de actuación conjunto en materia de pensiones en el que cobren protagonismo los dos pilares en los que han de descansar las pensiones futuras (sistema público y sistema privado), que incluya las medidas a adoptar para garantizar, no solo la sostenibilidad del sistema, sino también su suficiencia, en línea con lo previsto en el artículo 41 de la Constitución y con las recomendaciones de diversas instituciones internacionales, como el Fondo Monetario Internacional o la Comisión Europea.

Entre las medidas que debería contemplar dicho plan de actuación, se refirió a la información sobre la futura pensión pública estimada, la mejora del régimen fiscal de los planes de pensiones y el desarrollo de un sistema de empleo de adscripción por defecto, de especial relevancia en el ámbito de las pymes, teniendo que cuenta que, pese a que estas empresas generan dos tercios del empleo en España, menos de un 1% de los trabajadores dispone de un plan de pensiones de empleo.