Flor y plantas de octubre

Crisantemo, flor del mes de octubre

La Oficina Holandesa de Flores dedicó casi la totalidad del mes de octubre de su Agenda Floral al crisantemo.

Aunque el color original de esta flor asiática era el oro, en la actualidad, está disponible en una amplia paleta cromática, desde tonos cálidos como naranja, rojo o amarillo, hasta otros más tenues como blanco, rosa o púrpura. La versatilidad del crisantemo se extiende también a sus formas.

Para su cuidado, se recomienda elegir un recipiente limpio, llenarlo con agua a temperatura ambiente repitiendo la operación regularmente, cortar el tallo 3 - 5 centímetros con un instrumento afilado y evitar el contacto con fuentes de calor y la luz del sol directa.

El crisantemo, símbolo de la felicidad y la salud, complementado con rosas y anthurium, compone un ramo alegre representando una explosión de colorido.


Aglaonema, planta de interior del mes de octubre

En el mes de octubre, la atención se dirigió a la Aglaonema, planta decorativa de espacios de interior procedente al sudeste de Asia y pertenece a la familia de las Araceae.

La gama de esta planta se diferencia en el color y espesor de las hojas, que gozan de propiedades purificadores del aire con un impacto positivo sobre el entorno.

Los dibujos de las hojas con gran cantidad de tonalidades recuerdan un ambiente tropical. Los diseños de las hojas y sus colores se prestan a combinaciones con superficies de diferentes materiales, formas y texturas de forma individual, en grupos o en conjunto con otras plantas.

Aglaonema requiere luminosidad (no la luz del sol directa), temperatura ambiente de 18 - 22 ° C, agua regular no demasiado fría y suelo húmedo. 


Leucothoe, planta de exterior del mes de octubre

Leucothoe es un arbusto de hoja perenne con un crecimiento compacto que destaca sobre todo por el hermoso colorido del follaje, embelleciendo cualquier espacio de exterior (jardín, terraza o balcón). 

Las hojas jóvenes son de color verde fresco, en ocasiones, de color púrpura o rojo brillante, cambiando su tonalidad a medida que avanza la temporada.

El Leucothoe se mantiene saludable con simples consejos como su colocación en la sombra o semisombra, nula tolerancia a la sequía, uso de fertilizantes especiales y protección frente a las condiciones climatológicas del invierno.