La rosa, flor del mes de enero

Como símbolo del amor, la rosa es la flor cortada más producida y querida del mundo. La rosa conquista no sólo los corazones, sino también los días oscuros de invierno con sus colores y formas.

Se trata de una flor cortada, que comercializa nuevas variedades cada año.

Originariamente la rosa procedía más de los países en el hemisferio norte, pero ahora se producen también en Ecuador y en países africanos como Kenia o Etiopía, a veces a altitudes de 2.000 a 3.000 metros.

Con una oferta de 600 variedades, hay flores grandes, flores pequeñas o racimos en todos los colores del arco iris. A los colores más tradicionales del rojo y el blanco se suma una gran variedad de colores desde los rosas, melocotones, púrpuras profundos, de dos tonos o incluso de colores, como las flores que presentan sus corazones verdes. Especialmente atractivas resultan las rosas altamente perfumadas o rosas de peonía.

Al comprar las rosas hay que prestar atención a la altura y el grosor del tallo, la altura y la anchura del botón y el número de pétalos deben ser proporcionados.

La hoja debe ser fresca y robusta, la presencia de espinas depende del cultivador, desde muchas espinas hasta prácticamente sin espinas.

La cosecha de las rosas requiere una etapa correcta de madurez para ofrecer al consumidor una rosa que se abre por completo.

Las condiciones de producción, la cadena de refrigeración y el transporte desde el país de origen determinan en gran medida la calidad de las rosas.

Al comprar, es importante que la rosa esté libre de enfermedades y plagas como un moho real o Botritis, un hongo que reduce la calidad.

Para su correcta conservación deben usarse recipientes y agua limpia con una concentración correcta de alimento de flores cortadas en el agua. Hay que eliminar las hojas que están bajo el agua para evitar las bacterias. Hay que cortar los tallos con un cuchillo limpio y afilado o tijeras de poda, alrededor de 3 a 5 cm en diagonal. Las rosas deben almacenarse en la cámara frigorífica a 2-4 ºC y sobre todo, mantenerse alejadas de fuente de calor y el sol.

La cabeza de la rosa no debe humedecerse.

Para su presentación, las rosas combinan perfectamente con otras flores de invierno como tulipanes o ranúnculos en sus distintas variedades de colores creando los ramos más exuberantes. La rosa también es perfecta para ramo de aspecto más relajado con verdes, flores de bulbo o flores cortadas exóticas.

Mooiwatbloemendoen.nl

Zamioculcas: Planta del mes enero

La zamioculca es una planta de interior que está de moda, es una planta con estilo y de fácil cuidado. Pueden vivir con un poco menos de luz, por lo que ahora es un buen momento para ellas.

La Zamioculca es una planta con hojas emplumadas de 40 a 60 cm de largo. Las hojas en los tallos gruesos son lisas, brillantes y de color verde oscuro. La planta puede florecer, pero rara vez lo hace en interiores, sus flores crecen desde la base de la planta.

La planta sólo ha sido parte de la gama de plantas desde 1996 y no tiene simbolismo histórico.

Son plantas muy resistentes. El entorno natural de Zamioculcas consiste en suelo rocoso en tierras bajas o a los pies de las tierras altas en el este de Africa. Zamioculcas se encuentra en países como Kenia, Zimbabue, Tanzania, Malawi y Zanzíbar. El cultivo como planta doméstica se debe a ambiciosos cultivadores holandeses que descubrieron la planta a mediados de la década de 1990 y vieron en ella una buena planta. El cultivo en sí mismo no es muy complicado, pero requiere tiempo porque crece muy lentamente. Para las Zamioculcas como planta de la casa, los cultivadores han desarrollado técnicas para entregar buenas plantas en un tiempo razonable.  Un ambiente cálido y húmedo ayuda.

Cuando se compra zamioculcas, es importante que la planta esté libre de enfermedades y plagas, aunque no es sensible a esto.

El número de plumas determina la clasificación.

La temperatura adecuada para estas plantas es entre 18-22 ºC. Cuando la temperatura exterior ya no está por debajo de 12 ºC, la planta también se puede ubicar en el jardín o en la terraza. Teniendo cuidado con el sol directo.

Zamioculcas es una planta llamativa debido a sus fuertes líneas verticales. El hecho de que sea una planta resistente la hace atractiva para estudiantes y personas ocupadas, oficinas y espacios públicos. Dependiendo del recipiente, la planta se adapta tanto a interiores modernos como clásicos.

Mooiwatplantendoen.nl