Flores de verano, flores del mes de agosto

En el mes de agosto de la Agenda Floral, la Oficina Holandesa de Flores pone tres flores de verano en el punto de mira: Delphinium, Allium y Gladiolo.

Existen no menos de 250 especies diferentes de Delphinium disponibles, entre otros colores (blanco, amarillo, morado, rojo y rosa), en toda una gama de tonalidades azules: azul suave, azul brillante, azul medio y azul lila. El tallo puede medir de 10 a 200 centímetros de largo y las flores tienen alrededor de 3 a 7 pétalos. Esta flor simboliza la verdad y la protección. Otros conceptos relacionados con el simbolismo del Delphinium son amor, salud, placer, ligereza, frivolidad y gran corazón.

El Allium crece en regiones templadas del hemisferio norte. Hay alrededor de 300 especies diferentes y algunas pueden alcanzar 1,5 metros. Del tallo largo y grueso nace una bola de pequeñas flores blancas, moradas y azules.

El Gladiolo destaca porque las flores florecen en ambos lados del tallo en colores como blanco, rojo, amarillo, rosa, morado, naranja, crema y multicolor. Esta flor representa la fuerza, la victoria y el orgullo.

Scindapsus, planta de interior del mes de agosto

Scindapsus pertenece a la familia Araceae y crece en el sudeste de Asia, Indonesia y las Islas Salomón.

Esta planta trepadora y colgante se caracteriza por sus hojas satinadas en forma de corazón con manchas plateadas, verdes, amarillas o blanquecinas.

Además, según un estudio de la NASA, posee propiedades que ayudan a mejorar la calidad del aire en los espacios de interior.

En el momento de su compra, se debe prestar atención a factores como la proporcionalidad de su longitud y grosor respecto a su apariencia, la composición regular de las hojas y que los zarcillos sean tan largos que cuelguen de la maceta.

Para la presentación de Scindapsus, es una buena idea enfatizar su versatilidad al mostrar la planta colgando y trepando.

Hebe, planta de exterior del mes de agosto

Hebe crece en el hemisferio sur, especialmente en Nueva Zelanda, pero también en la Polinesia Francesa, las Islas Malvinas y América del Sur.

Hay alrededor de treinta especies que son bastante resistentes, por lo que es la planta ideal para exteriores como el jardín, el balcón o la terraza.

Se recomiendan cuidados como un lugar soleado (aunque también a media sombra), suelos ricos en humus, eliminar las flores marchitas y protección frente a las heladas.

Sus flores blancas, moradas, rosas o lilas y sus hojas de verde claro a verde oscuro y gris muy claro combinan a la perfección con elementos veraniegos para crear una atmósfera típica del este período estival.