Dalia, flor del mes de agosto

La dalia, flor del mes de agosto de la Agenda Floral de la Oficina Holandesa de Flores, es nativa de México, Guatemala y Belice.
Se caracteriza por su versatilidad, no solo en los colores, también en los tamaños y las formas de las flores, que la hacen tan especial. Las dalias tienen la mayor variación de color y forma de flor de todas las flores cortadas.

Se puede encontrar en todos los colores del arco iris. Desde morado oscuro a blanco y variedades bicolores y multicolores. Las hojas son de color verde a ligeramente rojo.

También, hay una variación infinita según el diámetro de la flor. Desde unos pocos centímetros hasta flores grandes con un diámetro de hasta 25 centímetros. Y luego también está la gran variación en las formas de las flores. La dalia es verdaderamente única.

Al comprar dalias, se debe tener en cuenta el color, la madurez y la forma de la flor, así como la longitud del tallo y el número de tallos por grupo: puede haber cinco o diez. También, se debe prestar atención a la calidad de la hoja (floja, amarilla o botritis) y si las flores están dañadas.

Para su cuidado se aconseja cortar de 2 a 3 centímetros el tallo porque se secan rápidamente, poner las flores en el florero antes de llenarlo muy lentamente con agua a temperatura ambiente, de lo contrario, se puede formar una burbuja de aire en el vástago hueco que impide la absorción de agua, asegurarse que las dalias estén en suficiente agua, retirar las hojas que cuelgan en el agua, colocar el jarrón en un lugar sin corrientes de aire ni a pleno sol y rellenar el florero con agua fresca cada dos días ya que, las dalias tienen un tallo hueco y necesitan mucha agua.

La dalia se presta bien a los ramos con otras flores de temporada como la hortensia y Physalis. A finales de agosto, también sería hermoso combinar uno o más colores de dalia en un jarrón grande.

Mooiwatbloemendoen.nl
Mooiwatbloemendoen.nl

Cactus, planta del mes de agosto

Las formas puntiagudas conocidas como cactus (nombre oficial: Cactaceae) se encuentran en una amplia gama en América del Norte y del Sur, con una fuerte concentración en México.

Estas plantas crecen principalmente en regiones desérticas, donde se han adaptado magistralmente a las condiciones extremadamente secas y también pueden reproducirse durante la supervivencia.

El regreso de este clásico se debe principalmente al hecho de que es una planta de interior con un potente efecto decorativo debido a su aspecto tan especial y de gran durabilidad.

Cada cactus es suculento, pero no todas las suculentas son cactus. Al igual que muchas otras suculentas, los cactus tienen la capacidad de almacenar humedad en su tronco y tallos gruesos y carnosos. Estos depósitos sirven para salvar los períodos secos. Las raíces de los cactus están muy desarrolladas y, generalmente, se encuentran cerca de la superficie para absorber la mayor cantidad de agua posible durante las épocas de lluvia.

La compra de cactus se determina, en primer lugar, por el tipo y en qué tamaño de maceta se ofrece la planta. También, la edad puede determinar la compra. Además, es importante prestar atención a la transportabilidad, especialmente para tamaños grandes, los posibles daños y el enraizamiento.

El cuidado de los cactus es simple. Para que las plantas florezcan bien cada año, es mejor regar un poco más en verano y menos en invierno. Esto depende, en parte, del tipo y tamaño de la planta, pero demasiada agua nunca es buena, es mejor dejar que la tierra se seque antes de volver a regar la planta.

En verano, un cactus puede estar en un lugar cálido y soleado, incluso en una terraza o un balcón. En invierno, el sitio debe ser más fresco y ligero. Este período de latencia en invierno ayuda al cactus a florecer en la primavera. Siempre colocar las plantas en un lugar seguro cuando haya niños o mascotas.

Mooiwatplantendoen.nl